Siguen a México en Brasil

Por Francisco Pacheco Beltrán

Aficionados  de diversas partes de la República mexicana se encuentran siguiendo a la selección mexicana en su participación en la Copa del Mundo Brasil 2014.

Las banderas tricolores, trajes típicos, sombreros, gorras y playeras verdes de la selección nacional distinguen a los compatriotas que por todos lados se les observa gritando el ¡México, México, México!

El ambiente que hacen los mexicanos en las calles de las diferentes ciudades a donde se dirigen siguiendo la participación de la selección mexicana en el torneo de futbol es impresionante, ahí están de Guerrero, Chihuahua, Chiapas, Oaxaca, Estado de México, Nuevo León, Distrito Federal entre muchos otros.

El grito de ¡México! Y las manos en alto en son de victoria es el grito de guerra para apoyar a la selección mexicana que a pesar de su atropellada calificación al mundial cuenta con el apoyo total de los aficionados que dejaron temporalmente el país para acudir a Brasil.

En los vuelos de México para llegar a Sao Paulo y de ahí a Río de Janeiro, Natal, Fortaleza y Recife, se observan a los aficionados mexicanos que van siguiendo el paso del representativo nacional.

En Santos, donde la selección realizo su concentración previa a su participación la afición le hico un cálido recibimiento, con una fiesta popular.

En Natal, los aficionados acudieron a la “Arena las dunas” y le cuando salieron en su autobús les gritaron “Échenle huevos, cabrones” en referencia al juego contra Camerún que jugaban al día siguiente.

En las tribunas en el partido las banderas ondearon, los aficionados entonaron “el cielito lindo” una y otra vez y a pesar de los fallos del árbitro que anuló dos goles buenos, los mexicanos no dejaron de apoyar a la selección.

¡Mé-xi-co, Mé-xi-co, Mé-xi-co! retumba en el estadio, fotos para el recuerdo, el ¡Si se puede, si se puede! Alientan a los jugadores que al término del juego van a saludar a los aficionados que colmaron el estadio para ver ganar al tricolor en su primer juego del mundial.

Y luego a Fortaleza, que se encuentra a 8 horas a unas 8 horas y media en autobús, en donde el martes se enfrentará al anfitrión Brasil.

El ánimo no decae, los mexicanos, luego de ver jugar a Brasil contra Croacia a pesar de que ganó sienten en el corazón que puede haber sorpresa, ya lo hizo costa Rica contra Uruguay en el mismo estadio Castelao al ganar 3 a 1, ¿Por qué México, no?, se preguntan en un ánimo de esperanza tricolor.

La fiesta seguirá en Recife en donde el 23 jugará contra Croacia, las corridas de autobuses se han aumentado, los vuelos están saturados son 12 horas para llegar por carretera, la afición sigue al Tri en su paso por la copa del mundo en Brasil.

 

Comments

comments