Ayotzinapa: donde no pasa nada

26-09-2018

VICEVERSA NOTICIAS

Nueve de los principales detenidos por el caso Ayotzinapa están a punto de obtener su libertad debido a graves irregularidades en cada uno de sus casos, según una sentencia del Primer Tribunal Colegiado de Circuito del Décimo Noveno Circuito Judicial, publicada en junio de este año, y que se basa en la tortura a la que fueron sometidos; lo anterior a pesar de que se ha ordenado la creación de “una Comisión de Investigación para la Justicia y la Verdad del Caso Ayotzinapa, con la participación del MP, las víctimas mediante sus representantes y la CNDH, con asistencia técnica de instancias internacionales, como mecanismo extraordinario para investigar lo ocurrido”.

El gobierno federal se ha amparado contra esta decisión promoviendo más de 120 recursos, en lo que se ha interpretado como la caída judicial de la investigación del gobierno de Enrique Peña Nieto referente a los sucesos de Ayotzinapa sucedidos el 26 y 27 de septiembre de 2014.
Esto último es lo más importante que ha sucedido últimamente en torno a la normal y a lo que se vendrá sobre ella, dentro de ella, alrededor de ella. Pero aún no ha pasado nada.
De todas maneras tráileres de la muerte ruedan por las ciudades de Acapulco, Chilpancingo e Iguala porque los cuerpos que transportan no caben en ningún lugar. No tienen nombre ni pertenecen a nadie. Nunca han sido nada y ahora se deshacen, en ese calor, a punto de convertirse sólo en lixiviados, quizá pedazos de hueso con la carne cocida a esa periferia amarilla, gris o blanca en que nos convertimos al final.
Esas fosas móviles no son nada. Representan muy poco los mil cadáveres ambulantes cuando apenas Tamaulipas tiene 37 mil desaparecidos que no pueden ser contabilizados bien a bien. O los reportes más o menos secretos de fosas en el sur del Estado de México, la salvaje Tierra Caliente, y en la que apenas se han encontrado seis cuerpos en Temascaltepec. Si se camina la Sierra de Nanchititla, ni siquiera se tendría que rascar para hallar los restos -devorados por la rapiña- de quienes fueron ejecutados ahí o sus cuerpos abandonados. Que marinos y soldados se enfrentan en esa zona, representando cada uno a diferentes cárteles, es otra historia, aunque sea la misma.
Pero Ayotzinapa, en Tixtla. En Guerrero. En medio del Cinturón del Oro.
Mientras, en espera de que nada pase, La Negra, la perrita que llegó a Ayotzinapa hace más de 10 años, sigue sentándose en la cancha de basquetbol, esperando por el sol y su calor, y de que el día le traiga mejor suerte y coma mejor –porque los perros que viven en la escuela siempre comen, incluso en los días en que no hay nada-. Sale el sol y con él a veces el calor. La Negra se acerca a algunos pero nunca pide nada. Al menos hoy no lo ha hecho. Así que se aleja por el pasillo, rumbo al comedor o quizá no; quizá se desvíe y dé la vuelta hacia la cancha de fut, donde se juega casi siempre y se juega bien.
Después de cuatro años el caso para las autoridades federales se ha reducido a eso, a un cuerpo incluso con vida que debe ser enterrado y que, si se quiere, puede resumirse en una tarjeta informativa que da fe de cinco fases, a saber, y en la que la última de éstas el resultado es la libertad de casi todos los involucrados, detenidos en algún momento por la Procuraduría.
De todas maneras no ha pasado nada.
De todas maneras los familiares de Julio César Mondragón, el joven desollado en Iguala, siguen esperando, como todos los demás, a que algo suceda pero no pasa nada porque no hay nada que deba pasar si la justicia o lo que sea que eso significa debe provenir de un gobierno como el de Peña, el mexiquense Peña, quien lo mismo que el coronel toluqueño José Rodríguez Pérez, sabe lo que ha sucedido en Iguala.
Lo saben, y nada pasa.
Rodríguez Pérez fue jefe máximo del 27 Batallón de Infantería que operó en Iguala esa noche pero también en otras incursiones que realizó su batallón, como en Taxco, por ejemplo, y que dejó un reguero de cuerpos en la ciudad, poco antes de lo de Iguala. Y de allí nace la inconformidad de los diversos colectivos que buscan desaparecidos porque la SEDENA ha candidateado al coronel Alejandro Saavedra Hernández para que sea el próximo secretario de la Defensa. En esta decisión, por lo menos desde lo público, no participa López Obrador, cuya responsabilidad será aceptarlo, a pesar de saber quién es.
Continua Leyendo en

Comments

comments

  • Sin imagen

    #Violencia – Asesinaron por lo menos a 10 el fin de semana en #Guerrero

    Chilpancingo.- En el segundo fin de semana largo del año, en Guerrero han asesinado a una persona cada tres horas. Del sábado a la mañana de este lunes, o sea en un lapso de 48 horas, la cifra de homicidios en este recuento es de 16 personas en ocho municipios distintos: Tixtla, Acapulco, Taxco, Zihuatanejo, Tecpan, Eduardo Neri, Arcelia e Iguala.

  • #Ciencia – El cambio climático llevará a 17 millones de personas a la migración interna en América Latina

    SANDRO POZZI e  IGNACIO FARIZA

    El País

    El cambio climático, tantas veces relegado a un segundo plano en favor de debates de corto plazo y escaso recorrido, es el gran reto económico y social del siglo XXI. Es una amenaza existencial, como alerta la directora general del Banco Mundial, Kristalina Georgieva: la crecida de los océanos por el derretimiento de los polos, la destrucción por las tormentas o las sequías van a provocar que comunidades enteras se vean forzadas a desplazarse a zonas en las que su supervivencia sea más viable.

  • Sin imagen

    #Opinión – Columna Invitada Ed. 2636

    Tampoco es que los mexicanos tengamos la exclusiva de la trampa o del chanchullo, ¿eh? Sería un poco arrogante atribuirnos tal jerarquía. Porque así como tramposos tramposos pues los hay en cada rincón del mundo, eso que ni qué. Pero digamos que en fechas recientes, los mexicanos estamos sacando nuestros peores trapitos al sol, y una ya no sabe si reír o llorar ante tal descaro de impunidad retorcida que no por ser universal carece de rasgos endémicos.

  • #Turismo – Hoteles y restaurantes los más abusivos: Profeco

    Bernardo Torres/API Chilpancingo, Guerrero.- Hoteles, restaurantes y líneas de autobuses, son los sectores de servicios que más incurren en abusos en contra de turistas, durante puentes y periodos vacacionales, dio a conocer el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor, Saúl Montúfar Mendoza.