#Opinión – Editorial Ed. 2600

Y no levanta, pese a la embestida mediática a favor de José Antonio Meade, el precandidato arrastra los evidentes y documentos casos de corrupción del gobierno peñista.

Se le acaba el tiempo al PRI, que como se ha visto, continua prometiendo lo que Peña Nieto no pudo realizar.

Promesas incumplidas en seguridad y empleo.

 

Comments

comments