#Estados – Desde Whatsapp y Facebook se organizaban para saquear tiendas en #Edomex

ELÍAS CAMHAJI

“En plaza Bella a las 6 y en la entrada a las 2”, escribe Sebastián. “Nos ganarán, estoy seguro”, responde Brandon. “Es temprano todo para que no nos ganen”, insiste Sebastián. Son casi las dos de la mañana del jueves. Brandon y Sebastián discuten por WhatsApp el atraco de la plaza Bella Mexiquense, un centro comercial en Tecamac, en la zona metropolitana de la Ciudad de México. Casi 24 horas más tarde, pasada la medianoche del viernes, hay 16 detenidos: nueve fueron arrestados por robo, lesiones y ultraje a la autoridad, cuatro por asaltar la tienda departamental Coppel y tres por saquear un Oxxo, la cadena de tiendas de conveniencia más grande del país. Una ola de 33 intentos de saqueo en los últimos dos días azota el Estado de México y muchos de ellos se fraguaron así: al amparo de chats de WhatsApp, grupos de Facebook y hashtags en Twitter.

El administrador de Saqueos 2018 publica la cronología del plan: “Amigos mañana en la Héroes de Tecamac a las 2.30 en la Bodega Aurrerá [supermercado], a las 4.30 en la Guadalajara [farmacia], a las 5.00 en la Esperanza [Panadería], a las 6.00 en la plaza Bella Mexiquense”. 12 minutos después hay dos “me encanta” y un “me enoja”. “No falten, avísenle a toda la banda por si no se hace una, [dejamos] las demás para mañana, compartan”, agrega el administrador.

Diana lanza la convocatoria en Saqueos Ecatepec Próximas Reuniones y Eventos organizadas, que tiene 36 miembros. “Héroes 6ta [sección, donde está la Bella Mexiquense]? Pásenme sus números por inbox para agregarlos al grupo de WhatsApp y organizarnos todos!”. 18 minutos después hay 10 “me gusta” y un “me entristece”. Algunos reclutas utilizan perfiles falsos y otros los reales, pero en algunos casos otros grupos y páginas de Facebook a las que pertenecen dan visos del destino final de las mercancías robadas: grupos de trueque y compraventa de teléfonos móviles, relojes y artículos electrónicos, que se muestran junto a grupos anodinos de “solteros en Ecatepec [un municipio contiguo a Tecamac]” y de miembros de la subcultura Emo.

Los grupos de saqueo desaparecen sin dejar rastro unas horas más tarde, salvo que haya soplones o se cometan errores. Desde que se iniciaran los saqueos, el pasado 3 de enero, han sido detenidas más de 110 personas por los actos vandálicos en al menos cinco municipios del Estado de México, entre ellos 30 menores de edad, según desvelaron las autoridades este viernes. La policía ha identificado dos perfiles de Facebook con más de 3.500 seguidores y ocho administradores de grupos de Whatsapp donde se convocaron los atracos. De los 33 saqueos que se intentaron, cuatro se consumaron en comercios y 13 fueron vandalizados, ha dicho la secretaria (ministra) de Seguridad estatal, Maribel Cervantes, en una rueda de prensa que se divulgó en un Facebook Live.

La reconstrucción del atraco a la Bella Mexiquense ha sido posible por cuatro capturas de pantalla difundidas en Twitter por la Asociación Mexicana contra los Delitos Cibernéticos. Hay también grupos de denuncia como Quemones a saqueadores MX, Denuncia Ecatepec y Vecinos informados que recopilan información, denuncian a los grupos de saqueadores para cerrarlos y exponen el modus operandi de los ladrones. La batalla que se libra en las calles se traslada a las redes sociales. “Todos los saqueadores que hemos quemadoposiblemente pudieron haber participado en los saqueos de ayer por la noche, para que estén al tiro de esas ratas”, advierte el administrador de Quemones. “‘¿Ya vieron la página de los quemones?”, bromea Ross en un chat de WhatsApp de saqueadores. “Pónganse verga [estén atentos], nos están kemando, pongan privacidad en sus cuentas de wadsap”, escribe Tello, más preocupado.

“Son principalmente jóvenes de ambos sexos, ninis, sin empleo ni medio de vida definido”, describe el administrador de Denuncia Ecatepec, quien prefiere mantener el anonimato. Aunque antes había habido saqueos aislados, fuentes policiales del Estado de México afirman que el problema comenzó en enero del año pasado, cuando colectivos se reunían para cometer atracos masivos como protesta a la liberalización del precio de las gasolinas, conocida popularmente como el gasolinazo. Un año después, sin embargo, la historia parece diferente. Las consignas y las protestas ya no tienen un papel protagónico en medio de las rapiñas.

“Los hechos de rapiña y saqueo acontecidos no serán tolerados (…) aquellos que piensen que pueden hacer estos crímenes sin consecuencias están equivocados. Quien violente la paz se enfrentará a un gobierno firme”, dijo el viernes Juan Francisco Hernández Aguilar, Fiscal Regional de Ecatepec. Junto a él, Maribel Cervantes, Secretaria de Seguridad del Estado de México anunció el despliegue de miles policías para la noche de Reyes y dijo que se están persiguiendo los perfiles de Facebook y WhatsApp desde los que se organizan los saqueos.

“El anonimato relativo que dan las redes hace que muchos ‘aprovechen’ para beneficiarse con los productos robados (…) tenemos el temor que esto se institucionalice y ocurra cada año”, opina Denuncia Ecatepec, cuya página de Facebook supera los 860.000 seguidores.

“¡Oye, oye los disparos, los balazos están a todo lo que da! Los pinches policías disparando, la gente se quiere meter a Aurrerá, esto se salió de control. Los bomberos no quieren venir… Granaderos [antidisturbios] y todo el desmadre”, narra una mujer, mientras graba con su teléfono los disturbios en San Juan, en Zumpango, 50 kilómetros al norte de Ciudad de México. “Síganme en Instagram para ver las historias de lo que pasó”, comenta entusiasta otro usuario. Las redes sociales se han convertido también en una válvula de escape. “La tira [policía] comiéndose los mocos y la banda rapiñando, como siempre; sacaron como 20 pantallas, bocinas [altavoces], de todo”, cuenta en YouTube otro testigo de los hechos en Zumpango, donde se cree que alrededor de 100 personas participaron en los saqueos del jueves por la noche y la policía detuvo a 54 sospechosos.

 

Comments

comments