Editorial Ed. 2587

México se dispone a regular la intervención del Ejército en la guerra contra el crimen organizado, lo que perpetuaría la presencia de los soldados en las calles del país.

La medida ha desatado las críticas de los organismos defensores de los derechos humanos, que la consideran una violación de la Constitución. Este jueves, el Congreso aprobó la Ley de Seguridad Interior, que pasa ahora para al Senado.

La intención del gobernante Partido Revolucionario Institucional es que los trámites terminen en este periodo legislativo, antes del 15 de diciembre.

Más de 10 años después de que el Gobierno de Felipe Calderón emprendiese la guerra contra el narcotráfico, que ha dejado más de 170.0000 muertos y más de 25.000 desaparecidos, la norma, hasta ahora entrampada en el debate legislativo, comienza a cobrar forma pese a las críticas de las organizaciones.

 

Comments

comments