Foro Político Ed. 2587

Por Salomón García Gálvez.
ASTUDILLO: PACIFICAR GUERRERO.
La violencia en Guerrero no es nueva. El gobernador Héctor Astudillo Flores recibió una entidad con grandes conflictos derivados de la guerra entre grupos del crimen, que han rebasado a los problemas de carácter político.
Siempre han existido grandes conflictos en esta entidad, pero ahora han arreciado y el gobierno estatal y el federal tienen mucha tarea para pacificar sitios que son verdaderos focos rojos (infiernos). Las policías municipales no son confiables.
Chilapa, Acapulco, Chilpancingo, la costa grande y municipios de la alta y baja montaña así como ciertos puntos de Tierra Caliente es donde se genera la violencia que se traduce en ejecuciones dolosas.
Cientos de muertos se han suscitado en esas regiones por la guerra entre grupos del crimen; no por descuido del gobierno sino por el control de territorios de la delincuencia.
Los gobiernos -federal y estatal- se coordinan; actúan en zonas consideradas de alta peligrosidad, como ocurrió recientemente en Chilapa donde hubo suspensión de clases, pero ya se reanudaron gracias a la presencia policiaca y militar.
El trabajo desplegado por el mandatario estatal Astudillo Flores hasta el momento tiene calificación aprobatoria, y sin temor a equivocarnos se acerca al 9 en una escala del cero al diez.
Quien está en concordancia con el gobernador, es su esposa Mercedes Calvo de Astudillo, por aplicar una política altruista y sensible a los problemas que atañen a la ciudadanía guerrerense.
SUCESIÒN 2018: TRAICIONES Y AJUSTES.
De todo habrá antes y durante la sucesión presidencial: Altas traiciones de panistas y priistas inconformes con la elección de los candidatos a la Presidencia de la República, posiblemente Ricardo Anaya y el “destapado” José Antonio Meade.
Meade dio inicio su campañita interna para hacer “tejido fino”, compartir la mesa y tomarse fotografías con los ex presidenciables del PRI, como Miguel Osorio Chong, quien era puntero en las encuestas.
El Frente Ciudadano por México –PAN-PRD-MC- aún no define a su candidato, pero Ricardo Anaya ya se frota las manos.
“Señoritingo, pelele, títere” llamó el dueño de Morena Andrés Manuel López Obrador al priista Meade. Tales epítetos “casi no pegaron” en el ánimo popular.
“No le temo a AMLO, le voy a ganar”, respondió el candidato priista Meade, quien continuará sus reuniones con otros ex candidatos presidenciales para “limar asperezas” y “restablecer heridas”.
Lo que aquí se anticipó, en el sentido de las traiciones, un gran segmento de panistas votará por Meade, resentidos contra su dirigente Ricardo Anaya.
A ver si en las filas del PRI no forman un Tu Con-Meade, y le dan el “voto útil” al Peje AMLO; los seguidores de Chong andan que no los calienta ni el sol.
Mientras tanto, la guerra sucia arrecia en redes sociales por Internet, en contra del cuasi candidato presidencial José Antonio Meade y hasta al padre de éste.
Seguramente que desde el “Cuarto de Guerra” de Meade se prepara una contundente respuesta (guerra sucia) en contra de su principal adversario: AMLO.
Y lo más probable es que Meade, candidato oficial, ya contrató a los consultores políticos de mayor renombre que le conduzcan su campaña y hacerla exitosa. Eso pretenden la mayoría de los aspirantes, pero cuesta mucho dinero.
GUERRERO: TAMBIÈN “VOTO ÙTIL”.
Sin duda alguna uno de los diputados locales con mayor producción legislativa en el Congreso Local es el representante popular por el Movimiento Ciudadano (MC) Ricardo Mejía Berdeja, quien ha subido en encuestas y la ciudadanía de Acapulco lo ve como la mejor opción para la alcaldía de Acapulco.
Ante un engallado PRD, que es otro desde los sangrientos hechos de Iguala (26 y 27 de septiembre del 2014), el PRI podría postular a un candidato de la sociedad civil, no precisamente priista de pura cepa.
Ante tal escenario, y si el PRI no sube en preferencias en Acapulco, los militantes y simpatizantes tricolores NO desperdiciarían el voto y se lo darían al candidato del MC, Ricardo Mejía Berdeja.
El llamado Frente Ciudadano por México (FCM) donde está el PRD, se quiere agandallar casi todas las candidaturas, entre ellas por la alcaldía de Acapulco. Todavía no hay acuerdo en ese sentido.
El PAN tiene poca presencia y fuerza en Acapulco. La pelea será entre el PRI, PRD y MC. Existe el riesgo de que en Guerrero se rompa el llamado FCM y que cada partido salga con candidato propio a la contienda por la “Joya de la Corona”, Acapulco… Punto.
salomong11@yahoo.com.mx

Comments

comments