Editorial Ed. 2586

Este miércoles 29 de noviembre, once organizaciones internacionales de defensa de derechos humanos, entre ellas Amnistía Internacional, expresaron su “preocupación ante el avance de la Ley de Seguridad Interior o de las reformas legales que tendrían un efecto de militarización similar al que plantea”.

En un comunicado, las organizaciones informaron que “durante décadas han documentado las afectaciones a los derechos humanos como consecuencia del despliegue de militares en las calles y el uso sostenido de la fuerza pública en la lucha contra la delincuencia organizada en el país (…) así como la impunidad que prevalece en la mayoría de estos casos”.

Ante esta situación, urgieron al Congreso mexicano a rechazar “una ley que levanta serias y fundadas preocupaciones y a hacer valer a nivel interno el compromiso con los derechos humanos que México defiende férreamente ante la comunidad internacional”.

Desde marzo de 2017, organizaciones sociales de México comenzaron la campaña #SeguridadSinGuerra, para exigir a diputados y senadores votar contra la Ley de Seguridad Interior.

 

Comments

comments