Coparmex pide subir salario mínimo a 95.24 pesos en noviembre

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) busca que el salario mínimo en el país se eleve de los 80.04 pesos actuales a 95.24 pesos a partir del 1 de noviembre.

La organización formalizará la propuesta el miércoles en la reunión del Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami).

Con el valor de 80.04 pesos, indicó, el salario mínimo quedaría empatado con la Línea de Bienestar establecida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

La propuesta plantea que el incremento sea definido en pesos, no a través de un porcentaje, bajo el mecanismo denominado Monto Independiente de Recuperación (MIR) y sería aplicable sólo al salario mínimo, no al resto de los sueldos, tal como se instrumentó en diciembre de 2016.

Según la Coparmex, ese mecanismo permite acelerar el proceso de fortalecimiento del poder adquisitivo de los cerca de 488,000 trabajadores que reciben el salario mínimo.

Además, aseguró, no impacta en negociaciones contractuales de otras empresas, no tiene incidencia significativa en la inflación, no genera mayor informalidad ni se provoca una desaceleración en la creación de empleos, puesto que nada de esto ocurrió luego del incremento de diciembre.

“El reto de México no es solo lograr un millón 200,000 puestos de trabajo cada año, sino que los mismos, sean empleos de calidad. De los cerca de 800 mil empleos que se habrán adicionado a finales de 2017, solo el 61% son de tiempo completo y tienen un nivel de ingresos que permite al trabajador satisfacer sus necesidades básicas de acuerdo con el Coneval”, reprochó la organización.

En este sentido, acusó que el retraso en el incremento del salario mínimo ha sido injustificado y lo achacó a presiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como a las “posturas irreductibles” del Banco de México.

Ante ello, la Coparmex confió en que la Conasami haga caso a su propuesta, a fin de que México deje de ser el país con los sueldos más bajos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) y de estar en el “sótano de los niveles salariales” de Latinoamérica, solamente por encima Nicaragua y Venezuela.

Incluso, apuntó que el “desfasamiento salarial” en México hoy se constituyen en un obstáculo para la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

 

Comments

comments