El voyerista Ed. 2552

Por Alfredo Guzmán

 ¿Guerrero convulsionado?

Decir que en el estado de Guerrero, las cosas se ponen duras, es una verdad de Perogrullo. Siempre han estado, pero en ocasiones, pareciera que se salen de control.
Las causas, sin duda son el atraso en desarrollo social en el que se vive y las pocas formas de emplearse que existen. El campo deprimido, los pocos polos de desarrollo existentes y la carencia de caminos que permitan comercializar lo poco que hay. Pero si a lo anterior, le sumamos los fenómenos como huracanes y los temblores, nos ponen de rodillas.

Pero ya nos cayó una desgracia más de las muchas que lamentablemente nos tiene deparados la naturaleza. Cómo aquella que nos trajo Ingrid y Manuel, pero que se agravó, por ejemplo en Chilpancingo, cuando la presa Cerrito Rico se desbordó, no sólo por la lluvia, sino por negligencia, cuando la presa se llenó, porque no se podía abrir la compuerta, ya que estaba atorada.
Si ahora observan, la presa, aunque haya llovido bastante, no se llena, porque permanentemente está siendo desalojada. Ya que esa presa cuando fue pensada, nunca se observó que tenía filtraciones en el piso, por lo que no servía para guardar agua. Y el agua sale por Zumpango del Río.

Y ahora las provocaciones surgen por doquier. Lo mismo estudiantes de Ayotzinapa, van a buscarle ruido al chicharrón y atacan el cuartel de Iguala. O bandas armadas queman autobuses y camionetas de carga, generando sicosis.

En aras de la transparencia, podría el actual gobierno de Guerrero, dar a conocer en qué se han utilizado los ahorros del gasolinazo o descuentos derivados de ello, en beneficio de la sociedad.

Porque ya se gestionan otros apoyos y habrá quién se pregunte y que se hará con ello. Pues la reconstrucción, pero como ocurrió con Ingrid y Manuel, aún hay preguntas y sanciones a funcionarios, por no aplicar adecuadamente los recursos.

Para el presidente de México, Enrique Peña Nieto, aún queda pendiente establecer la Comisión Anticorrupción, sobre todo, cuando hay muchos ex gobernadores, bailando zamba y cha cha cha, porque el enriquecimiento explicable, se los permitió, pero también la impunidad.

Por eso, es mejor poner las barbas a remojar y que este gobierno, piense que habrá de llevar las cuentas claras, para cuando se las requieran. Y no suponer que en un estado pobre, la riqueza de última hora, fue gracias al Poder.

Veo a un gobernante, como Héctor Astudillo que no para y que la naturaleza lo trae chando, pero trabajando. Ya está en la Costa Chica por Max y un día después y es la fecha que no se detiene, supervisando el apoyo a la zona norte de Guerrero, por el sismo con epicentro en Puebla y Morelos.

No sale de una y entra a otra, pero evidentemente hay gobernabilidad y gobierno. Mañana reiniciará sus actividades normales, entregando las becas a estudiantes en Acapulco.

Ya se realiza el recuento de los daños y se documentan para presentarlos al Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), que sin duda tendrá que apoyar.

Y en el ínter, los políticos se encuentran pasmados, pues el sismo y el huracán, los paralizó. Pero ya se mueven y buscan cómo integrarse a las condiciones de crisis social por la histeria colectiva y zozobra existente que dejaron los fenómenos naturales recientes y se preparan, pero no saben cómo?

El proceso electoral, ya inició y el primero que dio el primer paso dentro del Partido de la Revolución Democrática (PRD), fue Sebastián de la Rosa Peláez, quien dice, voy por la candidatura al Senado. Al retirarse de la curul, que ostenta y tomar su espacio, el suplente.
Y reta a sus compañeros de partido a que hagan lo mismo. Evodio, en Acapulco, piensa si busca su relección o pelea como candidato al Senado, pero tendrá que pactar con Beatriz Mojica, porque no será posible que los dos candidatos, sean de la misma corriente política.

Los diputados en el Congreso, realizan sus informes, pues ya empiezan a realizar planes para el futuro. Otros se hacen y nadan como patos, pero así es la política.
Y pareciera que la noche del 26 del 2014 pasó de noche en Guerrero.

Y si las cosas se ponen duras, habrá que remojarlas, al fin y al cabo, es época de lluvias.

#Fuerza México. Enhorabuena.

 

Comments

comments