De Frente Evodio Ed. 1992

Por: Miguel Ángel Mata Mata

Les llamó. Tiró línea. Les echó una mano para los viáticos. Recordó que serán otros tres años. Sonrió al prometer: “lo que quieran, ya saben, lo que quieran”. “Pero, insistió, recuerden que Evodio tiró La Diana Cazadora, no  Angelito”.

Ernesto Aguirre Gutiérrez es cachorro de buenas personas. Es de los que seguramente robaban flores para llevar a su mamá y daban de comer a las palomas. Aunque hoy todo es distinto. ¡Cómo y de qué manera!

En el organigrama del gobierno estatal que encabeza su tío, Ángel Aguirre Rivero, no aparece de manera formal. Todos saben, sin embargo, que es dueño de un poder de facto inmenso. Basta una señal suya para sanar las almas, dicen.

Don Neto, como le llaman, tiene un antípoda. Es un joven que caminó al revés en la política. Fue diputado federal, local y hoy aspira a encabezar el cabildo de su tierra, Acapulco. Él también es cachorro de buenas personas. Robaba flores para regalar a su mamá y daba de comer a las palomas. Probablemente que todo ello debe ser verdad.

Evodio Velásquez Aguirre es hijo de un gallero. Corrió en los patios del rancho La Lupita, allá por el aeropuerto. Sabe de gallos, palenques y armas. Aparece en las encuestas por la presidencia municipal de Acapulco muy por arriba de todos, incluso el primo de Don Neto, el joven diputado Ángel Aguirre Herrera. Otro cachorro de buenas personas. Él también quiere ser presidente municipal de Acapulco.

Quienes presumen de conocer la política doméstica y mastican al Maquiavelo, al Duque de Otranto o al Ttsun Tsu lo saben. Una equivocación no es un error. Es un crimen.

La semana pasada la selección nacional de fútbol nos dio un respiro. El frenesí del festejo promovió la amnesia colectiva. Olvidamos, por un instante, que el mundial es “un distractor para que, mientras la sociedad está adormecida, Peña Nieto venda hasta el último pedazo de país”, según la tesis kafkiana del PG y el perredismo nacional. Olvidamos todo.

Fue en esa vorágine que el joven Evodio Velásquez Aguirre hizo caso a su conciencia futbolera y patriotera. Olvidó que es secretario general, en Guerrero, del  partido político que reniega de la sociología futbolera. Pasó por alto que  eso de los juegos de futbol no es otra cosa que la hipnosis de masas aplicada para  arrebatarnos el patrimonio nacional.

Él tomó su banderita. Se puso la verde. Con la diestra sostuvo un megáfono. Arengó a sus seguidores, y a los que no lo son también, con el internacionalmente conocido: “eeeeeeeeee.. puuutoooooo”. ¿Quién se acuerda del fresísíma chiquitibum? Quien lo recuerde es puto. ¿Qué no?

En eso estaba el joven precandidato a la presidencia municipal de Acapulco. Se dejó llevar por sus pasiones. Por ahí, entre la turba, se veían las caritas embriagadas de Jacob Peralta, priísta recalcitrante; del secretario de turismo municipal, Netza “quiensabequé”; un ebrio reportero que perseguía, grabadora en mano, a los pocos policías confundidos; una veintena de camarógrafos que filmaban todo y de todo.

Fue de entre esos corresponsales de medios de la ciudad de México que salió la solicitud. “¿Porqué no te subes, carnal? Nomás pa’la foto” Y se subió. Le tomaron imagen. Luego siguieron uno, dos, tres y otros enardecidos seguidores de ¿Evodio? ¿Del Tri? ¿Vándalos? ¿Del PRI? ¿Del PRD? Y así, hasta que La Diana Cazadora no aguantó. Se tambaleó. Cayó. “Fue un accidente”, dicen que dijeron los camarógrafos que incitaron la primera toma.

Por eso es que Don Neto les llamó. De entre los cachorros de buenas personas que buscan administrar los bienes ajenos de Acapulco ¿en beneficio propio? Quiere que resalten:

El error de Evodio de haber estado en el lugar equivocado a la hora equivocada.

Que digan que se dejó llevar por sus pasiones.

Que ¿cómo es posible…?

Que no hizo nada por detener a la turba.

Que él tiro La Diana.

Que el nombre de Evodio está muy feo.

Que le ataquen.

…y ataquen.

…y ataquen, pues.

El pago será tres años de vivir en el paraíso cercano a quienes saben para qué sirven los recursos públicos. Por eso les llamó. Les tiró línea. Y les echó la mano para los viáticos. Por eso.

Ah, lo olvidaba. El recurso para linchar a Evodio viene de los bolsillos de la Secretaria de Finanzas del Gobierno de Estado. Todos contra Evodio. Pobre  ¿Quién le dijo que podría meterse entre la turba sin que la inquisitiva mirada de Don Neto se enterara? Un error. Un horror. Un crimen.

   TRASCENDIÓ

QUE el Congreso Local tendrá planchada, almidonada y perfectamente lavadas las propuestas de homologación de las nuevas leyes electorales nacionales con la finalidad de aplicarlas en la elección concurrente del 2015. Bernardo Ortega fue el artífice del cabildeo entre sus compañeros de otras fracciones parlamentarias a fin de tener todo listo antes del 30 de junio, fecha fatal para tener listas las nuevas leyes.

QUE Antonio Arredondo Aburto se perfila como uno de los mas fuerte aspirantes a suceder al polémico Arturo Latabán en la Auditoría General del Estado, la AGE. Dicen que esta mas firme que la quijada superior de un burro. ¿será?

QUE el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña, negoció de buena manera para concluir con los conflictos que se sucedieron uno a uno en distintas unidades académicas, luego de la elección de sus directores. Ahora lo que sigue: a encontrar la respuesta por la cual el gobierno estatal le retiene recursos  a la Máxima Casa de Estudios de Guerrero.

QUE ganar 22 de 40 comisarias se dice fácil Fue lo que hizo el presidente municipal de Acapulco, Luis Walton el pasado fin de semana en la zona rural. Su partido, el Movimiento Ciudadano, se quedó con la mitad mas dos de las comisarías electas de manera directa.

QUE Mario Moreno, presidente municipal de Chilpancingo, anunció el arranque de 86 obras públicas federales, estatales y municipales, de gran impacto, en la capital del estado de Guerrero.

QUE es grato saber que en la región de La Montaña hay alcaldes que siembran cultura y educación. Es el caso del alcalde de Hamuxtitlán, Johny  Saucedo Romero, quien construye un campus de la Universidad Autónoma de Guerrero donde se impartirán cuatro licenciaturas; inauguro la casa de la cultura y concluirá en breve un museo regional. También promovió un curso sobre géneros periodísticos, ortografía y gramática que imparte el reconocido periodista Raúl Pérez García a periodistas de aquella región.

Otro político que gestiona antes de ocupar cargo alguno es Javier Morales Prieto. Nomás logró que ejidatarios le donen poco mas de cinco hectáreas donde el Instituto Mexicano del Seguro Social construirá un hospital regional de primer nivel en Tlapa, corazón de la región e La Montaña. ¿Ya ven que gobernar no tan solo es inaugurar calles, hidrantes o pintar mercados?

PREGUNTAS QUE MATAN

¿Ignacio Murguía, Roxana Mora, Ernesto Aguirre y Humberto Salgado Gómez tienen algo en común? ¿Serán los millones a distribuir por afectaciones del Macrotúnel en Acapulco? ¿Cierto que al primero aun le buscan por robo y fraude al consejo de la Judicatura?

QUE CONSTE

En una gira por La Montaña el gobernador bajó del helicóptero. Le hicieron casita. Se echó una “miadita”. Subió y voló de nueva cuenta. Del Pocho se entiende que haga eso, y algo más. Pero que el senador Sofío Ramírez ya casi le sacuda las salpicadas al fuselaje… eso ya es otra cosa. Con razón le dicen el “candi-gato”. (Foto disponible para quienes la soliciten).

 

Comments

comments